BAC encara la fase final de la inspección y control de calidad de la estructura metálica en la obra de ampliación del Puente Rande en la AP9 sobre la Ría de Vigo. Adicionalmente al proyecto de la ampliación se ha analizado la validez de la estructura del puente y su adaptación a la normativa actual.

Los trabajos realizados por BAC, iniciados en agosto de 2016, entran ahora en su fase final, siendo ésta de gran complejidad técnica debido a la singularidad del proyecto constructivo, el primero de estas características en España.

El objeto del contrato es el de aumentar la capacidad del tráfico que circula por el puente mediante una solución de ampliación que permite incorporar dos carriles, uno por sentido, y cuya construcción se puede realizar sin afectar al tráfico existente.

Esta ampliación se consigue uniendo a cada uno de los lados exteriores  de las pilas principales y a la distancia necesaria para salvar el ancho de sus fustes, un nuevo tablero mixto que se apoya en el  existente mediante una estructura triangular, y se sustenta mediante un sistema de atirantamiento análogo al actual, anclado en la coronación de las pilas principales a través de un cajón metálico o ‘pescante’.

Para la realización de estos trabajos BAC ha contado con un equipo formado por  un coordinador con amplia experiencia en proyectos similares, certificado como Ingeniero Internacional de Soldadura (IWE) y Nivel 3 en Inspección de Construcciones Soldadas, así como diversos inspectores especializados en Ensayos No Destructivos que desarrollan los trabajos tanto en obra como en los talleres en la fase de prefabricación repartidos por diferentes puntos del territorio nacional.

Datos técnicos del Puente Rande:

– Longitud total: 706 m

– Luz principal: 400 m

– Anchura de ampliación: 2 x 6.65 m

Puente Rande 2
Puente Rande 3