La influencia de la ingeniería en la Agenda 2030

4 de marzo, día Mundial de la Ingeniería para el Desarrollo Sostenible

¿Cómo puede la ingeniería ayudar a conseguir los objetivos de la Agenda 2030?

Cuando hablamos de la Agenda 2030, de los ODS, hay un actor que se convierte en uno de los ejes vertebradores y clave de este cambio: la Ingeniería; y como empresa y sector, nos hemos de posicionar como líderes en la transformación sostenible ayudando a mejorar la salud del planeta.

El informe sobre “Ingeniería para el desarrollo sostenible” de la UNESCO, explica “por qué la ingeniería es crucial para el desarrollo sostenible y por qué el papel de los ingenieros es vital para el abordaje de las necesidades humanas básicas como el alivio de la pobreza, el suministro de agua limpia y energía, la respuesta a desastres naturales, la construcción de infraestructura resiliente y la reducción de las brechas del desarrollo entre muchos otros factores, sin dejar a nadie”.

Es por este motivo que nos hemos de convertir en motores del cambio y primero reinventarnos como sector para sentar las bases de cambio que queremos iniciar en la sociedad.

En BAC, como ingeniería, estamos inmersos en este cambio, hemos redefinido nuestros objetivos enfocándolos a la circularidad

desarrollo sostenible para el planteta

En BAC, como ingeniería, estamos inmersos en este cambio, hemos redefinido nuestros objetivos enfocándolos a la circularidad para lograr que el desarrollo sostenible sea una realidad. Es nuestra obligación hacerlo, pero también lo es divulgarlo; hemos de ser capaces de trasmitir nuestro conocimiento para que otros puedan aplicarlo también así avanzar en equipo y contribuir con la sostenibilidad

Hemos de aportar soluciones a largo plazo que nos ayuden a reducir nuestro impacto en la huella de carbono

La ingeniería circular, es y ha de ser la gran aliada de este cambio, aportando soluciones a largo plazo que nos ayuden a reducir nuestro impacto en la huella de carbono. Hemos de diseñar, producir y construir de manera más eficiente, pensando que los elementos puedan ser reparados, reutilizados y reindustrializados. A nivel particular, podemos cambiar nuestros hábitos diarios para contribuir a la conservación del medio ambiente, pero las decisiones que tomemos en la ingeniería o construcción van a tener mucho mayor impacto.

Así mismo, hemos de redefinir el concepto residuo y convertirlo en una oportunidad. Un ejemplo práctico lo tenemos en los pavimentos sostenibles que se están desarrollando actualmente aprovechando materiales como plásticos inicialmente no reciclables.

Nuevo pavimento sostenible en el Paseo de la Verneda de Barcelona
Prueba piloto paviemento sostenible elaborado con plásticos en el Passeig de la Verneda de Barcelona

Estando el foco actual en el ahorro material, la circularidad y otros indicadores de impacto de la actividad productiva, la sostenibilidad ha venido para quedarse bajo estrategias y soluciones brillantes que impulsan el diseño de los proyectos, repercutiendo beneficios económicos, medioambientales y sociales.

Sólo si todos nos implicamos conseguiremos los objetivos marcados en la #Agenda2030 y marcar también objetivos más ambiciosos para el período 2030-2050.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin